Leave a comment

Necesidad del amor sexual

edeamor

border560x1blanco

This slideshow requires JavaScript.

border560x1blanco

Mar
12
2013

border560x1blanco

Toda mujer siente en su vida sexual una inlicnación hacia la carne del hombre. Esa inclinación es propia de la mujer, no del hombre.

El hombre, en su vida sexual, sólo quiere derramar su semen, y busca los medios para hacerlo. Pero la mujer no siente ese impulso que tiene el hombre. Siente otra cosa.

La mujer siente la atracción hacia la carne del hombre como un instrumento en su vagina, no como un deseo de su sexo.

La mujer desea al hombre, pero quiere algo del hombre. No quiere lo que quiere el hombre. El hombre quiere su orgasmo masculino cuando derrama. La mujer no quiere el orgasmo del hombre, sino usar el pene del hombre para encontrar algo en su vagina.

Esto hace que la mujer viva en su sexo una necesidad, algo distinto a la necesidad de sentir placer, o de buscar placer. La mujer no se queda en el placer que un hombre le pueda dar con su pene. La mujer, siente en su vagina, algo más que una necesidad del placer.

Siente la necesidad de un amor. Y no sabe describir esta necesidad, porque necesita usar el pene del hombre para encontrar este amor.

El amor sexual no se encuentra en el juego sexual, en el juego carnal entre hombre y mujer. No es por la penetración del hombre en la mujer cómo la mujer ama. Es por el uso que la mujer hace del pene y del sexo del hombre cómo la mujer ama a un hombre.

Una mujer ama sexualmente a un hombre cuando lo usa en la cama y obtiene de ese uso algo para ella, algo para su vagina, algo para su vida sexual. A la mujer no le interesa el orgasmo del hombre, la penetración del hombre, el placer que el hombre pueda encontrar en su vagina.

A la mujer le interesa encontrar el amor en su vagina haciendo del pene del hombre un objeto en su vagina. Sólo así la mujer puede amar a un hombre: usándolo, como se usa cualquier objeto.

Pero este uso del pene, es para encontrar un amor. No es el uso de pene para un placer. El pene da su placer a la vagina. Este placer no es lo que busca la mujer. Una mujer no está con un hombre para sentir cierto placer cuando la penetra. Una mujer está con un hombre para encontrar su placer vaginal, su amor vaginal, algo que el hombre no sabe darlo por su penetración, sino que lo da cuando la mujer usa la penetración del hombre en su vagina.

Por eso, hay pocas mujeres que sepan amar sexualmente a un hombre, porque se contentan con la penetración del hombre, pero no llevan al hombre a otro nivel en el placer, en la penetración. No trabajan el pene del hombre y no le indican cómo el hombre debe trabajar su vagina y su cuerpo para que la mujer llegue a lo que desea en el sexo.

El sexo es amor, pero no es pararse ante un placer. Si hombre y mujer se paran ante cualquier placer que se obtiene por la penetración, hombre y mujer no saben lo que es el amor sexual. Sólo saben lo que es el amor carnal o el amor humano u otro tipo de amor. Y así harán de la relación sexual un sexo para su placer, ya sea sexo anal, sexo oral, sexo en el que sólo se busca el placer de la carne, pero no se busca el amor en la carne.

Distinguir estas dos cosas es lo propio de un hombre y de una mujer que saben para qué van a la cama. No sólo para un rato de placer, sino para encontrar el fruto espiritual de la unión sexual, que es siempre el amor sexual.

border560x1blanco

About these ads

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 27 other followers

%d bloggers like this: