Leave a comment

Amor matrimonial

edeamor

soloelamorimporta

Ene
02
2013

El amor entre un hombre y una mujer es de tal trascendencia que si no se entiende en el Espíritu, no se entiende nada. Porque es el Espíritu el que da la paz al corazón para que se obre según el Espíritu y no según la carne.

Porque entre hombre y mujer está siempre el peligro de quedarse en lo carnal, y lo carnal nunca va a entender los designios divinos sobre una pareja. Porque esos designios divinos están escritos en el corazón de esa pareja que quiere unirse en matrimonio.

El corazón de esa pareja lo forman los dos corazones del hombre y de la mujer, que el amor los une y los hace una sola cosa en Dios. Pero este corazón lo hace uno solo Dios, porque es el mismo que pone en el hombre y en la mujer que se van a casar.

El amor de Dios siempre hace uno, porque eso es el Amor. El Amor no son dos cosas, uno en el hombre y otra en la mujer. El Amor es una cosa, y el hombre y la mujer se mueven de forma diferente para entregarse ese único amor de un único corazón.

El hombre siempre va a amar a una mujer buscando el placer y produciendo el placer en la mujer, porque así está hecho el hombre en todo su ser. Sin embargo, la mujer es amor y de esa manera busca el amor en un hombre: siendo amor, es decir, siendo acogida a lo que es ese hombre. La mujer siempre acoge en el amor, pero el hombre siempre da en el placer. La mujer acoge el amor en el amor, y el hombre da el amor en el placer. De esta manera, siempre hay amor, pero de forma diferente en el expresarlo.

El único amor entre un hombre y una mujer es lo que diferencia la pareja de otras en que no vive un único amor porque ambos no son de Dios. Ese único amor es tan grande que cualquier cosa que la pareja haga lo hace junta, es decir, ellos no hacen las cosas por separados, buscando sus planes e intereses, sino que las hacen por el otro, buscando el plan y el interés de la otra parte.

Porque el amor que los une es tan magnífico que los hace querer siempre lo que el otro quiere y hacer lo que el otro hace. Porque el amor une en un mismo designio de amor, y por tanto, todo se da en ese único designio y sólo en ese único designio.

El amor de un hombre y de una mujer que se unen en matrimonio es para toda la vida, porque eso es el amor: un amor eterno, que nunca puede pasar, a pesar del tiempo. Porque Dios no hace las cosas para un rato, sino para siempre, y, por eso, lo que Dios une Él ni nadie lo puede separar, porque el amor es unitivo en su esencia, es decir, siempre busca la unión de dos corazones y siempre los junta en su amor que los une de muchas maneras, porque así es siempre el amor de Dios.

El amor de Dios es de tal calidad que cuando ama, ama con sólo el amor. Y para entender esto, hay que saber que en Dios el Amor es su Esencia, es decir, el Amor es el mismo Dios. Y cuando Dios ama, ama como Él ama, y no puede amar de otra forma, porque la forma del amor es siempre en Dios amor, no otra forma de amor.

En el hombre y la mujer hay muchas formas del amor, porque el hombre y la mujer no son una esencia completa en sí misma, sino dos cosas, alma y cuerpo, que se compenetran en un solo ser.

El ser del hombre es algo tan inexplicable en términos humanos como el Ser de Dios, porque ambos seres Dios es en ellos de forma ininteligible.

Dios en su Esencia es algo tan excelso que para explicarlo sólo hay que ver a Dios, de otra forma no se puede explicar nada de lo que es Dios. La visión de Dios es Amor, y cuando se ve a Dios se ve el Amor. Y el Amor es eso que es Dios, es decir, Amor.

Pero el hombre no es Dios, pero se le parece, en el sentido que su alma alberga a Dios, y entonces su alma tiene en sí un centro donde Dios reside. Ese centro es su corazón. Y en su corazón, el hombre ve a Dios de una forma misteriosa, como Dios lo quiere que lo vea. No lo ve en sí mismo, sino en la forma del Amor como está en su corazón. Esto debe entenderse de esta manera: el hombre para ver a Dios en su corazón debe Dios descubrírsele de una forma inexplicable con palabras humanas. Pero en ese descubrimiento divino, se manifiesta al alma lo que es el Amor.

El amor de enamoramiento sólo consiste en que Dios con su Espíritu penetra el corazón de la criatura y le muestra su amor de una forma nueva. Y esa criatura percibe en ella que ama a una persona sin tenerla todavía consigo, que la ama porque pone Dios en ella a esa persona de esa forma nueva.

Por eso, cuando hablamos de este amor de enamoramiento, hablamos de un amor que nace en Dios y que es en solo Dios como se puede entender. No se entiende de otra forma, porque no hay palabras para expresarlo.

Por eso, cuando las parejas se juntan para vivir su amor de enamoramiento, lo hacen siempre bajo la mano del Espíritu, y es el Espíritu el que las guía para que ese amor que ha puesto en ellos se dé de forma a como es el Amor.

Y de esta manera esa pareja sólo hace lo que Dios quiere en su Espíritu, y no peca cuando ambos se besan o se abrazan, porque esos besos y abrazos provienen del centro de su corazón, del Amor, no de la carne. Son besos y abrazos que señalan un amor espiritual, no un amor carnal, y por lo tanto, en ellos no se busca todavía el placer de la carne, sino sólo el manifestar al exterior lo que se lleva en lo íntimo del corazón.

Por eso, es un error de las parejas probar la carne antes de tiempo. Si lo hacen señala que su amor no lo dirige Dios, sino ellos y que sólo ellos se buscan no por amor, sino por otros intereses.

El amor de enamoramiento es un amor de tal calidad que va preparando a la pareja a entregarse en la carne, pero cuando el Espíritu lo quiere, no cuando ellos lo desean.

Este amor de enamoramiento hace de los dos una sola carne, pero en el Espíritu, no en la carne, es decir, se juntan para amarse carnalmente, pero guiados siempre por el Espíritu.

Y, por tanto, la pareja que es guiada de esta forma, cuando consuma el matrimonio, busca en esa consumación sólo la voluntad de Dios, sin poner ellos nada ni quitar nada en esa experiencia sexual. Es, por eso, que buscan los dos los hijos y los dos se separan de formas de impedir la vida, porque el amor de Dios es siempre noble cuando ama y no puede permitir nada que lo destruya.

El amor de enamoramiento es un amor espiritual que nace en el corazón de la criatura y que se da al otro de la misma forma, es decir, a través del corazón. Y después ambos lo reflejan en sus cuerpos con abrazos y besos. Pero es un reflejo espiritual, no carnal. Es un reflejo que busca el goce del Espíritu, no el de la carne. Y, por tanto, los dos sienten en su mismo corazón una alegría que no es de este mundo.

El amor de enamoramiento es un amor divino que eleva al alma a cumbres que sólo Dios conoce. La eleva porque para eso Dios da ese amor, para que hombre y mujer no se queden sólo en lo carnal, sino que busquen en lo carnal lo espiritual.

Esto es magnífico, porque este amor de enamoramiento es luz para el alma y el alma sabe lo que puede o no puede hacer con su cuerpo. Los límites en el uso del cuerpo vienen de este amor de enamoramiento, nunca de la razón, porque la razón no entiende de amor, pero el amor entiende cómo usar del cuerpo para amar según Dios en el cuerpo.

Por eso, los que se escandalizan porque se permiten ciertas cosas en las posturas en que un hombre y una mujer hacen para darse su amor, todavía no han entendido que el amor es el que guía a una persona cuando ama. No la guía su razón, si no el amor que está en su corazón. Y que ese amor le da el conocimiento para realizar aquello que su razón no puede ver.

Por eso, este tema del matrimonio tan apasionante sólo se puede entender en el Espíritu y sólo en el Espíritu, y para eso se dan estas explicaciones, para que la razón aprenda a razonar en el Espíritu.

El Espíritu es el Amor que Dios da a su criatura para que ésta ame y se deje guiar por ese Espíritu de amor en todo. Y cuando esto hace la criatura, entonces su vida cambia ciento ochenta grados porque la guía el Amor y sólo el Amor. Y cuando éste guía todo sale bien.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: