Leave a comment

Elegir la pareja en Dios

edeamor

elamorcomienza

Ene
06
2013

Sólo una pareja que se ama en Dios puede experimentar en sus relaciones sexuales la presencia de Dios. Porque Dios se mete en todo lo del hombre y quiere guiarlo hacia la verdad de lo que es. Pero esa verdad el hombre sólo la encuentra siguiendo a Dios en todas las cosas, así sean también las del matrimonio.

Porque el matrimonio lo ha creado Dios para que el hombre y la mujer se den lo más propio de él, es decir, para que se unan de tal manera que los dos encuentren en su unión todo lo que Dios ha puesto en un hombre y una mujer.

Y Dios pone en cada uno de ellos no sólo una diferencia de sexos, que esto es tan evidente que por eso existe el matrimonio. Sino que hay que ir más adentro y ver en Dios lo que cada hombre y cada mujer es en los designios divinos.

Porque es tan importante esto que el no entenderlo supone que muchas parejas se muevan tan sólo por lo propio de la carne, con sus placeres, y no capten lo íntimo de sus corazones, que están hechos para amar con el mismo amor divino.

Y es, por eso, que las almas dudan muchas veces de sus amores con otra persona porque sienten en su interior que esa persona no es la suya, sino que están con ella por una atracción carnal o por un deseo más o menos intenso de atracción, pero en su interior no lo ven como su hombre o mujer ideal, ése que Dios ha elegido para ellos.

Dios es el que hace los matrimonios, Dios es el que hace los noviazgos, Dios es el que se ocupa de unir a un hombre y a una mujer. Y si Dios no lo hace, es imposible que un hombre y una mujer perduren en su unión eternamente, porque el amor de Dios produce esa eternidad en la pareja. Y una pareja que se casa por un tiempo no es de Dios, es decir, no se casan movidos por el amor divino, sino por su amor humano.

Y, por eso, las parejas que no ponen en su centro a Dios tienen el peligro de perderse en la carne o en las cosas del mundo, porque el centro de un matrimonio, no es el sexo, sino Dios que regula los sexos como quiere.

Entonces, para que un hombre y una mujer se amen como Dios quieren deben ante todo amarse en Dios, es decir, deben buscar en Dios los motivos que hay para darse en todos los sentidos, no sólo en cuanto a lo carnal, sino en todo el conjunto de la persona.

Estos motivos son los que definen el matrimonio entre un hombre y una mujer. Porque si bien entre un hombre y una mujer existe el don de la procreación, éste no es el principal motivo del matrimonio, sino que éste, como todos los demás, está sólo regido por aquello que Dios pone en el interior de los corazones que quieren casarse y que define ese matrimonio.

Y, por eso, cuando dos se quieren dar al matrimonio con todas las consecuencias que esto trae, deben investigar en lo más íntimo de sus corazones para qué Dios los ha llamado al matrimonio, y eso es lo define ese matrimonio en Dios.

Por eso, cuando dos se quieren casarse, deben ser el uno para el otro tan abiertos en su interior que los dos sientan lo mismo y vibren por lo mismo, porque sólo así los matrimonios se dan en Dios.

Y hay que tener en cuenta que muchos matrimonios empiezan sin Dios, pero Dios los lleva por sus camino para que tengan a Dios en el centro de ese matrimonio y así no se pierda en una cosa puramente carnal o humana.

Es, por eso, que como en todo, en el matrimonio Dios tiene una providencia especial porque sabe que hombre y mujer se ciegan tanto en sus amores que no saben contemplar al desnudo lo que Él ha puesto en sus corazones para que lo den. Y cuando los dos lo dan, entonces sienten que ese matrimonio lo rige Dios de tal manera que cualquier cosa que hagan, Dios está ahí para que todo salga según Su Voluntad.

Los matrimonios deben ser siempre de Dios y nunca cabalgar por cuestiones humanas, porque donde está el hombre allí no está Dios, y donde el hombre desea allí Dios no desea, y donde el hombre obra, allí Dios no obra.

Por eso, el matrimonio que se precie tiene que ser tan de Dios que no le importe que Dios lo haga todo, así sea lo más intimo suyo como es el sexo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: