Leave a comment

Deseo sexual

edeamor

223825_368200363250799_708136017_n

Ene
10
2013

El deseo del hombre por la mujer se concentra, en el hombre, en su sed por derramar su semen. Es una sed constante en el hombre. El hombre está hecho para el placer y, por tanto, su sexo quiere placer, quiere derramar el semen, que es lo que da el placer al hombre.

El hombre no se contenta con cualquier placer en su pene o en sus huevos. El hombre siempre quiere llegar a la eyaculación de su semen. Y es lo que busca en toda mujer, en el sexo oral, en el sexo anal, en la masturbación. Es lo que define el sexo del hombre: su orgasmo masculino, derrmar su semen.

Cuando el hombre siente eso, entonces va tras una mujer para saciar su deseo. Y si no encuentra a la mujer, entonces se masturba para dejar su sexo descansando en el placer. El hombre reposa de su sed cuando saca de sus huevos el semen. Entonces, encuentra el valor de su sexo. Entonces, el hombre entiende para qué sirve su sexo. Y hasta que no derrama, el hombre no sabe usar su sexo, no valora su sexo, no lo abarca. Por eso, no se puede entrar en razón a un hombre que desea carnalmente. Ninguna razón le sirve para no derramar, para no tener la relación sexual. El hombre no sabe decir no al sexo. Siempre dice sí a su sexo y siempre acaba derramando, de una forma o de otra.

Cuando el hombre desea derramar, entonces experimenta la dureza en su pene de una forma constante, obsesiva. Y no puede alejarse de esa obsesión. Está como fijo en ese deseo del placer. Se ciega en ese deseo sexual y va en busca de aquella persona que le dé ese deseo. Por eso, es fácil a una mujer conquistar a un hombre: con sólo hacerlo derramar es suficiente. El hombre queda en la mujer para siempre. Pero cuando la mujer se niega al sexo, entonces pierde al hombre.

El hombre no se acostumbra a no derramar, a no hacer caso de su dureza, sino que necesita ir hacia donde le llama su sexo. Si proucura no derramar, entonces su sexo le pide más cosas y, al final, acaba derramando. Esto lo experimenta todo hombre en su sexo. Por eso, el hombre se acostumbra más fácilmente al derrame de su semen. Lo ve como algo natural, como un impulso que debe seguir. Y, por eso, los hombres necesitan más de la mujer, quieren saciar su deseo a toda costa y no importa con qué mujer lo hagan.

El hombre está inclinado al placer de su sexo, ve su sexo como una fuente de placer,de energía que debe satisfacerla de alguna manera y no importa la manera: sólo debe seguir el movimiento de su sexo hacia el placer.

Pero la mujer es distinta al hombre.

La mujer, cuando desea a un hombre, no desea derramar, como lo desea el hombre. Desea ser penetrada por el hombre. Desea la dureza del pene en su vagina. Desea el movimiento del pene en su vagina. Desea el impulso del hombre en su vagina. Es un deseo distinto al de derramar el semen.

La mujer busca al hombre para eso, y si no lo encuentra, entonces se masturba para conseguir ese placer. Pero su masturbación no es para tener un derrame, sino para sentir el placer en su vagina, placer que no lo consiguió con un pene, pero placer que quiere tenerlo, porque es el placer de toda mujer en su vagina.

Muchos hombres no saben valorar el placer de la vagina. Sólo valoran el placer de su semen cuando se derrama. Sólo atienden a eso. Pero el placer de la mujer en su vagina es más intenso que el del hombre en su orgasmo masculino.

El hombre derrama su semen y ahí acabó su placer, su orgasmo. En la mujer, el placer vaginal le indica más placer. Cuando una mujer alcanza el placer vaginal, quiere continuar en él. No siente que ya se acabó, que no hay más. Siente que hay que ir hacia donde haya más placer en su vagina. Por eso, el deseo sexual de la mujer tiene más valor en la relación sexual.

Cuando una mujer apetece el sexo está indicando que quiere llegar a un placer que su vagina le está pidiendo. No sólo quiere tener la penetración del pene, sino que quiere llegar con el pene a su placer vaginal, el propio de la mujer en su sexo. La mujer vive con intensidad su placer vaginal, lo sabe apurar más, lo sabe vivir más, lo sabe llevar a cumbres que el hombre no intenta con su orgasmo masculino.

El orgasmo femenino es la delicia de la mujer. Pero de aquella mujer que conozca el deseo de su vagina, que no se contente con cualquier placer que cualquier pene le dé. La delicia de la mujer está en saber mover el pene para alcanzar su placer vaginal, su orgasmo femenino.

Pero el deseo en la mujer no es tan fuerte como en el hombre, no es tan obsesivo como en el hombre. Es intenso, pero sin obsesión. Está lleno de calidad, no de sentimientos de ceguera en el placer.

El hombre, hasta que no derrama, no para. Pero la mujer sabe pararse, sabe buscar otra cosa diferente al sexo. El hombre no sabe hacer eso cuando siente el deseo sexual.

Esta es la diferencia entre hombre y mujer cuando desean sexualmente: El hombre es impulsivo en su sexo, pero la mujer es caliente en su sexo. Son cosas diferentes.

Por eso, la mujer sabe apreciar más la penetración que el hombre. Le gusta la penetración. Le gusta para saborear su placer en la vagina. Al hombre le gusta derramar, no la penetración. Penetra, pero para conseguir el impulso de su derrame, para quedarse en el placer de su derrame. Y entonces el hombre no es caliente, como la mujer, no se queda en la penetración, como ella, sino que se mueve por impulso y hasta que no sacia ese impulso, no sabe cómo pararlo, no sabe guiar su deseo sexual.

Pero la mujer sabe guiar su deseo sexual para su calor vaginal, y sabe dar a su calor vaginal el impulso que quiere y en el momento que quiere. Por eso, la mujer sabe hacer el sexo mejor que el hombre, sabe apreciar el valor de un pene, que ni el mismo hombre sabe valorarlo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: