Leave a comment

Clítoris: sello de la vagina

edeamor

tumblr_m1t2z4urH71roxn4yo1_1280

Ene
13
2013

En la mujer, el clítoris es un órgano que sella su vagina. Y, por tanto, su manejo es esencial para la mujer. Sellar la vagina significa que el centro del placer vaginal se halla en el clítoris. Y sin ese centro, la vagina sólo tiene el placer que el pene le puede dar, pero no alcanzaría el placer vaginal. Toda mujer llega a su placer vaginal, no por el movimiento del pene en su vagina, sino por el movimiento de su clítoris.

El clítoris es la fuente del placer en la mujer. Pero no de cualquier placer, sino del placer que abre su vagina al amor vaginal. Así como la eyaculación del hombre es el sentido de su placer como hombre, y sin la eyaculación el hombre no comprende el placer sexual, así el clítoris da a la mujer el camino para llegar a su amor vaginal. Y, sin este amor vaginal, la mujer no comprende el sentido de su vagina.

La vagina no es sólo para tener un placer, ni tampoco para engendrar un hijo. La vagina, en la mujer, tiene la forma de un amor. Un amor que la mujer da al hombre cuando la penetra. Pero no es un amor que se da porque hay una penetración, sino porque la mujer entiende el sentido de tener un hombre para su vagina y da a ese hombre el amor de su vagina. Si no se comprende este sentido, la mujer no puede dar su amor vaginal.

Los sexos se han hecho para amarse, no sólo para entregarse a un placer carnal propio de los cuerpos. Cuando Dios hace el pene y la vagina los crea para un amor entre el pene y la vagina, no sólo para un placer entre el pene y la vagina. Y entender este amor es lo que toda mujer debería indagar en Dios para dárselo al hombre de su vida. Es un amor que primero nace en el corazón y que, después, se transmite via sexo entre el hombre y la mujer. Pero es claro que ni hombres ni mujeres se dedican, en una relación, a discernir la Voluntad de Dios sobre sus vidas y sobre sus sexos. Y, entonces, sólo tienen una relación para algo carnal o para algo humano, pero no para algo espiritual. Y el sexo es la obra del espíritu, no es sólo la obra de la carne. La carne sólo tiene valor en el espíritu.

El clítoris no es como el pene en el hombre. No tiene una función como la hace el pene, sino que es una forma en la mujer. Si la mujer usa su clítoris, entonces alcanzará su placer y su vagina se abrirá en busca de ese placer. El pene tiene la función de ser puente entre los huevos y los ovarios. Puente para dar a la mujer el semen y que la mujer dé al hombre el fruto de una vida en sus ovarios. El clítoris tiene la función del placer vaginal. No se une al sexo del hombre, como hace el pene uniéndose a la vagina. El clítoris tiene el placer en sí mismo. El pene necesita la vagina para alcanzar un placer.

El clítoris está asociado a los ovarios de la mujer. En sus ovarios, la mujer tiene su placer. En sus ovarios, la mujer da el fruto de su amor. En sus ovarios, la mujer se dispone para alcanzar su orgasmo.

Cuando la mujer ovula, sus ovarios se mueven y derraman cierto líquido, que es su sangre menstrual. Este derrame suele ser con dolor en la mujer. La vagina se abre para indicar que algo sale de ella.

Pero cuando la mujer llega a su orgasmo, en los ovarios se produce un movimiento, que hace derramar un líquido, parecido al semén, pero sin las propiedades del semen. Es un líquido que purifica la vagina y la prepara para la fertilización de la mujer. Ese líquido se derrama con placer, no con dolor. En ese líquido, la vagina está abierta, como cuando sale su sangre.

El clítoris es el que abre la vagina y produce el movimiento en los ovarios para que destilen su líquido vaginal. Según se frote el clítoris, la mujer experimentará el placer, que abre su vagina a la penetración del varón. Cuando un hombre penetra a la mujer en frío, sin antes frotar su clítoris, entonces la mujer sufre por esa penetración, porque su vagina no está abierta, no está preparada para la penetración, no está caliente. Y un cuerpo frío sufre cuando es penetrado. La vagina debe calentarse antes de la penetración del varón. Esto debe hacerse en el clítoris de la mujer. Ese órgano es el sello de la vagina, es el que indica cómo debe abrirse la vagina. Si no se toca, la vagina está cerrada, la mujer no siente ningún deseo sexual.

La mujer comienza su deseo vaginal en el clítoris. No lo comienza en su vagina. La mujer no se calienta porque ve una imagen desnuda. Eso le puede ayudar a excitarse, pero no abre su vagina. La mujer no es como el varón, que al ver una imagen, enseguida se enciende y puede derramar sin más su semen. El pene se endereza con una imagen. La vagina necesita algo más que una imagen para abrirse al placer. La mujer necesita del clítoris para que la excitación de la imagen produzca en ella su placer. Por eso, hay que saber mover el clítoris de la mujer para alcanzar ella su orgasmo. Un hombre debería comenzar su amor a una mujer en su clítoris, para que, después, la penetración sea con amor, no a la fuerza.

Los hombres no suelen reparar en este órgano de la mujer cuando la penetran y así su penetración no llega a lo que quiere la mujer. El hombre alcanza su orgasmo, pero no la mujer, porque hace falta más que penetrar la vagina. Hace falta mover los ovarios, para que destilen su líquido vaginal y la mujer llegue al orgasmo. Y los ovarios se mueven, primero, en el clítoris, después con el trabajo del pene en la vagina.

El clítoris está unido a los ovarios. Luego, el clítoris mueve los ovarios. No es el pene que el mueve los ovarios y el que produce el orgasmo en la mujer. El pene tiene una función en la vagina, que es el de dar placer a la vagina, que es moverse en la vagina. Pero, de ese movimiento, la mujer no llega a su orgasmo femenino. La mujer necesita de algo más que el placer del pene. Para eso está su clítoris.

En la penetración, el clítoris se puede mover de muchas maneras para que haga su efecto. No importa la forma de moverlo, lo que importa es que hombre y mujer sepan unir sus sexos de una forma completa, para que la mujer llegue a su orgasmo.

Sin el clítoris la mujer no puede sentir el placer de su sexo. Es el órgano para el placer vaginal. Es el órgano que sella la entrada en la vagina y es el órgano que indica a la mujer su ovulación. Cuando la mujer ovula, la mujer siente dolor en su clítoris, que puede ser muy variado. Es el dolor del movimiento de sus ovarios que transmiten a la mujer que es fértil y que el óvulo se irá desprendiendo hasta derramar su sangre.

Toda mujer debe conocer su clítoris y la forma de moverlo para alcanzar con el hombre su orgasmo de mujer.
unamujer

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: