Leave a comment

¿Son lícitas las relaciones prematrimoniales?

preguntas

border560x1blanco

soloama

border560x1blanco

border560x1blanco

Ene
21
2013

border560x1blanco

¿Cómo se llega a ser lesbiana o gay?

border560x1blanco

Tener sexo antes del matrimonio siempre será un acto de pecado ante los ojos de Dios. Ante la mente del hombre, la relación sexual, antes del matrimonio, es buena por muchas razones que el hombre tiene en su mente.

Pero, para Dios, la relación sexual no se mide por la mente del hombre, por lo que el hombre piensa sobre su vida sexual, sino que se mide por Su Espíritu.

Así, Dios ha marcado al hombre un camino en el sexo. Y, en ese camino, los novios, hombre y mujer que quieran un matrimonio, deben esperar al matrimonio para tener sexo. Eso es la ley divina para todo hombre. Pero en Dios, la ley divina tiene sus caminos para obrarse en un mundo que no pertenece a Dios, sino al demonio y, por tanto, en un mundo donde la relación sexual es algo común entre los hombres, estén o no casados, sigan o no sigan la ley de Dios.

Hay circunstancias en la vida de las personas en las cuales Dios les pide el sexo antes del matrimonio. Son circunstancias particulares, especiales, en la vida de las personas. No son circunstancias ordinarias, normales, sino que se dan por un motivo divino en la vida de los hombres.

Y, en esas circunstancias, Dios no da la Gracia para no pecar. Y, por tanto, pide de esas dos personas la relación sexual por un motivo espiritual, nunca humano ni carnal ni material ni natural de la vida.

Para entender lo que Dios pide, es necesario discernir espiritualmente esas circunstancias y ver en Dios que realmente Dios pide pecar. Pero ese pecado es algo que Dios quiere para esa persona en esas circunstancias especiales por la que atraviesa su vida. Es necesario ser una persona espiritual para discernir esta Voluntad de Dios que permite un pecado para un bien mayor de esa persona y de la otra con la cual tiene sexo.

Los novios, hoy día, son tan humanos, tan carnales, tan materiales que no saben discernir en Dios esta situación y hacen el sexo por motivos humanos, pero no espirituales. Y, por tanto, lo que se hace sin discernimiento espiritual, siempre es malo para la vida de esa persona, aunque ella haya gozado en esa relación sexual y haya encontrado una felicidad humana para su vida humana.

Pero el sexo no pertence al hombre, sino al espiritu. Y, por tanto, lo que se hace en el sexo sin discernir en el Espíritu, no es valído ni lícito para la vida de las personas.

En consecuencia, Dios no pide a cualquiera tener sexo antes del matrimonio. Dios ya ha puesto un camino para usar el sexo en el hombre y en la mujer. Y hay que esperar a casarse para usar el sexo.

Si Dios pide ese uso del sexo antes del matrimonio es por un fin divino, por un fin espiritual que la persona tiene que ver en Dios antes de hacer el sexo.

border560x1blanco

border560x1blanco

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: