Leave a comment

¿Es la masturbación una forma de amarse a sí mismo?

preguntas

border560x1blanco

pajaro8

border560x1blanco

border560x1blanco

Ene
23
2013

border560x1blanco

¿Existen los derechos sexuales? ¿Cómo se llega a ser gay o lesbiana?

border560x1blanco

La masturbación hoy se concibe por el hombre como un acto de amor, en el cual se demuestra un afecto hacia sí mismo, un amor íntimo hacia el propio ser de la persona.

Esta forma de pensar es un aberración de la mente del hombre, porque pone el amor sexual, pone la vida sexual en la mente, no en el corazón. Y lo que se piensa eso se obra. Y si se piensa que la masturbación es un acto de amor, entonces se obra eso y se cree haber hecho un acto de amor.

Esto lleva a concebir la vida sexual y todo lo referente a la sexualidad como algo del hombre, como algo carnal, como algo material, como algo genital. Y el hombre, en su ser, es sólo eso: un conjunto de fuerzas, de energías, que hay que obrarlas de alguna manera, y que hay que conceptuarlas así para que todos entiendan que eso es amor.

Si el amor no se pone en el corazón, entonces sale esta aberración mental. El que se ama a sí mismo en el corazón no necesita masturbarse, porque el corazón no pide el placer de la carne. El amor del corazón pide, cuando hace falta usar el sexo, a otra persona de diferente sexo y así entregarle el cuerpo para amarla. Y amando, en el sexo, a la otra persona, se realiza el amor a sí mismo.

Porque nadie se puede amar a sí mismo en la carne. Nadie ama su carne. Todos aman su persona, su ser humano, pero no la carne. La carne no es objeto de amor, sino de placer. En la carne, se da el amor, que está siempre en el corazón.

La masturbación no es un acto de amor a sí mismo, ni siquiera es un acto de odio a sí mismo. La masturbación es un acto contra la propia naturaleza humana. Es algo que se concibe en la mente y que se obra obligando al cuerpo a dar lo que, naturalmente, no es tiempo de dar. Y así la persona pierde su propia libertad obligando al cuerpo a realizar un acto que no quiere en ese momento.

El cuerpo humano no pertenece al hombre, sino a Dios. El cuerpo humano es un don de Dios para el hombre, para que el hombre lo use en la ley divina, que está puesta en su corazón. Por tanto, el cuerpo obedece a Dios, no al hombre. Dios lo une al alma para formar el ser del hombre. Pero eso no significa que el hombre tenga potestad absoluta sobre su cuerpo. La potestad absoluta le corresponde a Dios, no al hombre. Y, por tanto, es el hombre el que debe pedir permiso a Dios para realizar un acto en su cuerpo.

Como las personas se han vuelto tan soberbias, tan carnales, en el asunto de la vida sexual, quieren regir la sexualidad con su mente humana y así no piden a Dios la luz necesaria para ver los diferentes problemas que toda vida sexual trae en un mundo donde reina el pecado. Y no se puede comprender cómo la masturbación es. hoy día, tan usada por todos los hombres y encumbrada a las alturas del amor, cuando es tenida por Dios como una aberración en el pecado. Lo que piensa Dios de la masturbación es algo muy diferente de lo que el hombre pregona con su mente.

En ese acto contra la propia naturaleza humana, que es la masturbación, el cuerpo se rebela contra el hombre y le pasa factura en el tiempo. La persona que se masturba sólo siente el placer del momento, pero, después, en el tiempo, la carne pasa la factura del pecado con muchas cosas, propias de una naturaleza rota en ese acto.

Es la Gracia Divina la que compone ese acto y le da otra forma. Pero hay que vivir de Gracia y usar la Gracia para que el acto de la masturbación no llegue a destrozar una vida humana, que es lo propio de todo acto que vaya en contra de la propia naturaleza del hombre.

Hablar de la masturbación como un amor en la vida es decir tonterías en la vida y llenar páginas queriendo explicar lo que sólo en la mente del hombre, cerrado al amor, tiene sentido. Para quien viva el amor en su corazón, la masturbación la pone en el lugar adecuado: es un pecado y un pecado gravísimo, con unas consecuencias gravísimas sobre el ser del hombre.

Como, hoy día, se quiere entender el sexo sin acudir al pecado, entonces no se puede comprender que la masturbación, que es algo gustoso para el cuerpo, sea malo para el hombre en su vida sexual.

border560x1blanco

border560x1blanco

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: