Leave a comment

La belleza del sexo

Con frecuencia, se ve el sexo como algo que es prohibido, como algo feo, pecaminoso y que hacerlo constituye un señalar con el dedo que esa persona ha obrado mal, que ha hecho lo que no tenía que hacer o que no era el momento adecuado de hacerlo.

Y el sexo es bello porque lo que se crea por Dios es siempre algo que es un bien.

Pero hay que usarlo según Dios y como Dios quiere.

Y si se usa así, entonces todo encuentro sexual está lleno de belleza.

Pero la belleza del sexo no está en cada sexo, sino en la unión de los dos sexo.

Si sólo se ve un sexo como bello, entonces no se sabe para qué sirve el otro. Los dos unidos dan la belleza al encuentro sexual.

Así, la mujer es bella en su sexo, pero quien la hace bella es el hombre cuando penetra en ella. Si el hombre no la penetra, su cuerpo es bello, pero no su sexo.

El hombre es bello cuando la mujer lo usa para su sexo. Entonces, la belleza del hombre la da la actuación de la mujer en él.

Hay que saber contemplar la belleza del sexo como es para poder comprender por qué hombre y mujer se atraen por el cuerpo y para el cuerpo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: