Leave a comment

Noviazgo

jmizq560x

  • home-03xza
  • noviazgo
  • interes
  • verdad
  • daramor2
  • camino

4618493724_36ebff439b_o

Un hombre debe buscar en la mujer un camino para su vida. Y la mujer debe dar al hombre una vida distinta a la del hombre.

Si esto no se hace así, la relación de pareja nunca va a funcionar. Estarán juntos, tendrán hijos, harán muchas cosas, pero no será una pareja que vive el amor, sino sólo algo humano, un interés humano, un ideal humano, una razón humana, etc.

Para que la mujer dé al hombre una vida, la mujer debe saber para qué Dios la ha creado, qué Dios quiere de ella, para qué la elige Dios y para qué quiere Dios un hombre para ella.

La mujer no suele preguntarse esto, sino que va viendo en la vida qué hombres hay disponibles y elige aquél que más vaya con su ser de mujer, con su pensamiento de la vida, con sus razones para vivir. No sabe elegir el hombre que está en su corazón.

También el hombre va buscando una mujer, pero la busca de forma diferente a como una mujer busca a un hombre.

El hombre le interesa de la mujer su vagina, pero no la vida que le puede ofrecer esa mujer, no un camino con ella, no algo serio con ella. No busca una mujer para someterse a la mente de la mujer, sino que la busca para dominarla con su mente de hombre.

El hombre, teniendo la vagina, después impone a la mujer su vida tal como él la concibe, sus formas de pensar, su materialismo y todo cuanto la mujer quiera de él.

tumblr_mgdpuyVsQP1roqlmpo1_500

Muchas mujeres sólo ven el dinero en el hombre y se casan con el hombre porque tiene dinero o porque le ofrece un bienestar material que ellas no tienen. O buscan en el hombre una posición social, un lugar entre los hombres para poder ser como ellos y dejar su vida de mujer.

La mujer, con frecuencia, no busca en el hombre su amor, sino todo aquello material o humano que es necesario en la vida, pero que no es el amor.

Y el hombre, con frecuencia, busca en la mujer su vagina, pero no una vida, un camino distinto al que lleva, un amor en esa vagina. Sólo busca el placer en esa vagina y está contento si tiene ese placer.

Por eso, las relaciones sexuales fracasan y las uniones y matrimonios fracasan porque no tienen la base del amor, sino todo lo material y humano, que no es el amor.

No es fácil llevar en este mundo un noviazgo según el amor del corazón. Hay muchos intereses humanos y materiales que ahogan el amor entre un hombre y una mujer, y los dirigen hacia otras cosas que no son importantes.

La pareja que no se centre en el amor del corazón, estará centrada en miles de cosas que no sirven para su crecimiento espiritual y personal de ellos.

Se buscarán como hombre y mujer y vivirán una vida, pero no será la vida que marque el amor, sino la vida que cada uno piensa y decide sin apoyarse en el amor.

tumblr_mghepqsTj61roqlmpo1_500

La mujer, para dar una vida distinta al hombre, tiene que dar un amor al hombre. Tiene que dar el amor que está en su corazón. No tiene que dar el amor como lo entiende en su mente o como lo expresan sus sentimientos. Dios pone el amor a un hombre en el corazón. Y hay que mirar el corazón para ver este amor. Es lo que no suele hacer la mujer a la hora de elegir a un hombre para su vida. Elige al hombre según su pensamiento de la vida, pero no según su corazón, según el amor que Dios pone en su corazón y que es lo que relamente hace caminar a una pareja.

Porque el amor es camino, hace su propio camino. El amor no toma un camino ajeno y lo ofrece al otro. Cuando una mujer ama a un hombre quiere algo de él y, por eso, le pone un camino para que el hombre dé eso que quiere la mujer.

Y el hombre que ama a la mujer tiene que ver este camino en la mujer, tiene que ver una vida diferente a la suya, a la que vive sin mujer. Porque si no ve esta vida o ve otras cosa, entonces no puede entregarse a la mujer.

Hombre y mujer hacen una sola cosa cuando se unen en la carne. Pero esa sola cosa viene del amor de ambos, no es algo que se inventa en la vida. El hombre pone su vida en las manos de la mujer, y la mujer conduce al hombre hacia donde el amor le señala.

Esto debe ser todo noviazgo, toda relación sexual, toda unión y todo matrimonio. Y entonces esa unión entre hombre y mujer tiene sentido, aunque se viva una vida no acorde a las exigencias divinas, a sus mandamientos.

Si se pone el amor en el comienzo de toda relación sexual, entonces es el amor mismo el que encamina esa relación sexual a la verdad del amor y ambos, hombre y mujer, acaban viviendo lo que Dios quiere y terminan cumpliendo en todo los mandamientos de Dios.

El amor es camino siempre en el hombre y en la mujer. Y ese amor también da al hombre y a la mujer la certeza de hacer las cosas como Dios quiere en las circunstancias que cada uno vive en su vida.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: