Leave a comment

Interés o enamoramiento

  • home-03xza
  • noviazgo
  • interes
  • verdad
  • daramor2
  • camino

tumblr_mgdpwn9yAV1roqlmpo1_500

Se hace una relación por interés o por enamoramiento. Son dos cosas diferentes cuando hombre y mujer se buscan para una relación.

No todo hombre se enamora de una mujer, ni toda mujer se enamora de un hombre. Si no se llega al enamoramiento, la cosa se queda en el interés. Hay muchas parejas que se forman en el interés y que nunca llegan al enamoramiento en sus corazones. Llegan a un falso enamoramiento en sus mentes o en sus sentimientos. Llegan a ideales, más o menos buenos, pero que no son el amor de enamoramiento, que debe estar en el corazón.

El enamoramiento es una cuestión del corazón, no de la mente, no de los sentimientos hacia esa persona. Pensar en una persona no indica estar enamorado de ella. Sólo indica que hay un interés hacia esa persona. Y el interés puede ser muy variado, porque el ser humano busca sus cosas humanas, su vida humana, que está siempre llena de interés humanos, de conquistas humanas, de obras humanas.

En una relación hombre y mujer no se dan algo interesado, sino un amor. Se dan el amor que está en el corazón. Y, en ese amor, se dan las demás cosas en la vida. Y, en ese amor, se planifican las demás cosas en la vida. Todo está en el amor del corazón para vivir de amor en la pareja.

El hombre, cuando da su sexo a una mujer, le da una forma de amor. Y la mujer, cuando le da su sexo al hombre, le da otra forma de amor. Son dos amores distintos en el hombre y en la mujer que ambos se dan sin saberlo. Sólo se dan el sexo y pasan un tiempo de placer, pero ha obrado en ellos dos un amor, que es fruto de esos dos amores, el del hombre y el de la mujer.

Por eso, en toda relación, hombre y mujer deben darse de forma enamorada, no interesada. Cuando las personas se buscan de forma interesada, entonces no se obra un amor, sólo se obra ese interés.

tumblr_mghenghbwj1roqlmpo1_500

Cuando hombre y mujer hacen el sexo y, después, sienten un vacío en sus corazones, eso es señal de que no hay amor hacia ese hombre y hacia esa mujer. El sexo sin amor deja vacío el corazón. El sexo con amor deja plenitud en el corazón. Ya no es sólo la satisfacción del placer carnal en el encuentro sexual. Hay algo más que placer: el amor. Cuando no existe ese amor, entonces la unión entre ese hombre y esa mujer, su relación, su noviazgo, su matrimonio es sólo interesado, pero no existe un amor del corazón. Hacen una vida para un interés personalo, pero no para un amor en el corazón.

Hay mujeres que se acuestan con un hombre determinado sólo para tener un hijo de ese hombre. No quieren un hijo de otro hombre, tiene que ser de ése. Entonces, la relación sexxual es interesada, no es movida por un amor. Y si se concibe el hijo, ese hijo no viene por deseo de amor, sino sólo por deseo carnal, por un interés de carne.

Hay hombres que buscan a una mujer sólo para derramar su semen. No lo hacen por amor a la mujer, sino movidos por su deseo de carne. Y, entonces, ese encuentro sexual es por un interés humano, carnal, no nace de un amor.

Hay muchos novios y parejas que son así sólo por el interés humano. Se gustan, se atraen, lo pasan bien juntos, tienen ideales iguales, quieren las mismas cosas en la vida, pero sólo les mueve el interés humano, no un amor. Se sienten amor uno al otro, propio del placer que experimentan en la carne, pero no saben amarse, no saben estar enamorados uno del otro, porque no se buscan así, en el amor, sólo se buscan por lo humano. Y lo humano no es el amor. Lo humano no da el amor. Tener o no tener dinero, ser inteligente o tonto, ser bella o fea no produce el amor en la pareja. El amor está en el corazón, no fuera del corazón. Por eso, hay que buscar al hombre o a la mujer de la vida en el corazón, no en lo exterior de esa persona.

Las personas no saben distinguir entre algo humano y el amor, que es siempre algo espiritual. Y dan a lo humano el valor de un amor. Y el amor sólo está en el corazón, no en la atracción de cuerpos, o en el darse los sexos o en tener pensamientos o ideales comunes.

Cuando hay un amor en el corazón, entonces la persona se siente enamorada. Y el enamoramiento es para siempre. Pasan los años y el corazón se siente enamorado y nunca se perdió ese amor inicial. Si sólo se da un interés por la otra persona, no se siente el amor. Se sentirá el afecto a esa persona, se sentirá un cariño a esa persona, pero no amor de enamoramiento.

tumblr_mgl3xpHNKp1roqlmpo1_500

Enamorarse significa estar pensando continuamente en la otra persona. Pero se la piensa con el corazón, no con la mente. Es desearla en cada momento de la vida. Es el deseo del corazón, no es el deseo de lo humano. Es un deseo que permanece en el trabajo, la atención la ocupa esa persona, no el trabajo. Es un deseo que está se come mientras se duerme, mientras se hace todo en la vida, ahí está la persona en el corazón que acompaña la vida. Enamorarse es llevar a la persona amada siempre en el corazón. Es vivir en esa presencia de forma contínua. Enamorarse es centrarse en esa persona y hacer todas las cosas de la vida mirando a esa persona.

Y como los hombres suelen ser egoístas en su relación con las mujeres, hay muy pocos hombres que, en verdad, se enamoren de una mujer. La mujer alcanza más pronto el enamoramiento a un hombre, que el hombre. El hombre suele quedarse en el interés por la mujer y llega a la unión sexual por su interés de hombre, pero no por amor. Y se casará con esa mujer, pero no habrá amor. Y, por eso, hay tantos matrimonios y uniones de parejas divididos: uno está en la relación por amor, otro por interés. Y de ahí surgen muchos inconvenientes y problemas para su vida conyugal, su matrimonio y su familia.

El noviazgo es para que los dos lleguen al enamoramiento. Los novios suelen quedarse en un interés humano y no van más allá. Se ven muy pocas parejas, en verdad, enamoradas. Se ven muchas que están en esa relación por su interés humano, que puede ser bueno, pero que, en el fondo de sus corazones, no les hace felices.

Enamorarse debe ser lo primero en toda relación. Si hay amor, entonces el encuentro sexual siempre es bueno y siempre es un camino para llegar a la verdad de la vida.

Pero muchos hombres y mujeres que se unen sexualmente no encuentran el camino en sus vidas, porque no se han preocupado de amarse uno al otro, sino de buscarse por interés egoísta, humano, centrados sólo en sí mismos, pero no en la otra parte.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: