Leave a comment

Pecado

La vida sexual tiene una dimensión espiritual que conlleva acciones que no pertenecen a esa vida sexual.

No todo en el campo sexual es lícito y válido. Hay actos sexuales que son marcados por Dios como no buenos, pero que se hacen por los hombres por la libertad que tiene el hombre de elegir entre el bien y el mal.

Los hombres creen que todo es permitido en el sexo. Y, de esa manera, se contempla un mundo sexual creado por el hombre, pero que no es querido por Dios.

Dios crea el sexo para el bien del hombre, no para su mal. El hombre crea el mundo sexual para el mal del propio hombre. Y el hombre no se da cuenta de esa maldad que introduce en el sexo.

El hombre sólo sabe elegir entre una cosa buena y una cosa mala, pero no sabe medir ni lo bueno ni lo malo.Porque ni la bondad ni la maldad de una acción están en la mano del hombre, sino de Dios y del demonio. El hombre hace el bien guiado por Dios, pero no sabe medir el bien que hace. Sólo sabe que hace una cosa buena, pero no ve las consecuencias espirituales de esa cosa buena. Puede ver las consecuencias materiales, carnales, naturales de esa bondad, pero no lo propio del bien, que es siempre algo espiritual. Y, de igual manera, con la maldad. El hombre la hace guiado por el demonio, pero no sabe medir lo espiritual de esa maldad en sus efectos.

En la vida sexual hay cosas que son malas y que hacen de ese acto una maldad en el orden espiritual. Una maldad que el hombre no ve, porque sólo está atento al placer del sexo, no a los efectos que ese placer produce en el mundo espiritual.

La maldad no es el invento de la razón humana, ni de las circunstancias de la vida, ni es fruto de un acontecer social, cultural, científico, técnico de las cosas y de las acciones de los hombres.

La maldad está en el corazón de los hombres y vive en los corazones. Los hombres ponen sus excusas y razones para ser buenos en la vida y tapar su maldad. Pero Dios ve el corazón de cada hombre y Dios sabe medir la maldad que hay en cada hombre. El hombre, lleno de maldad, ni sabe ver su maldad ni sabe medir los efectos de su maldad en sus obras carnales.

En la vida sexual hay muchos pecados. Pero todos ellos nacen de dos principales: la lujuria y la idolatría. De estos dos, se dan múltiples pecados en el orden sexual, que son diferentes en su especie, pero no en su esencia.

Todo pecado de sexo es un pecado de lujuria y de idolatría. Según el grado de lujuria y de idolatría se dan los diferentes pecados en el sexo. El grado de maldad es algo que el hombre no sabe medir. Sólo Dios sabe de dónde nace cada pecado en el sexo y cuál es su verdadero grado de maldad.

No todo pecado en el sexo es pecado de condenación. Hay muchos pecados en el sexo que no condenan, pero que sí cierran el corazón al bien divino.

Y cuando el corazón se cierra al bien, comienza a vivir para el mal sin darse cuenta, son atender al mal que hace, sin procurar salir de ese mal, porque el corazón lo ve como una cosa buena que hay que hacer.

Los hombres viven en el pecado y muchos no saben que viven mal. Muchos creen que hacen el bien en la vida sexual haciendo cosas que son pecado para Dios. Y ese no saber que se vive mal es imputable al hombre porque el hombre, antes de hacer una acción, debe discernir lo bueno de lo malo. Y no puede obrar si tiene dudas, miedos, temores, etc. sobre esa acción que va a realizar. Pero los hombres no se paran a discenir sus acciones y, por eso, el pecado que cometen en el sexo es todavía mayor, poe su negligencia en ver la verdad de una acción.

En el sexo es muy fácil cometer un mal sin darse cuenta, porque el hombre nace en una carne pecadora que sólo tiende a hacer el pecado. Una carne no dominada por el espíritu, sino que esclaviza al hombre al mal. Y si el hombre no tiene una vida espiritual, necesariamente sigue los deseos de esa carne en el pecado. Y se vive así pecando y obrando el pecado. Y se ve ese pecado como un valor, como algo bueno en el sexo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: