Leave a comment

Pansexualismo

El pansexualismo es una forma de vida en la que la carne es el centro de todo. Se vive para lo carnal y todo está sometido a la vida carnal.

En esta forma de vida, lo genital es lo principal del sexo. Y, por tanto, la sexualidad es algo material, no es espiritual. Pertenece al cuerpo de la persona, pero ya no es el centro de la persona. La carne se vuelve un dios para la persona.

En el pansexualismo se busca el sexo por el sexo. Ya no se puede dar un amor sexual ni una vida sexual ni un placer sexual. El sexo es algo instintivo, propio de los animales, y todo se hace por ese institno. Y, por tanto, se concibe un amor hacia la carne y hacia toda carne.

La persona ama la carne y no importa que sea de un hombre, de una mujer, de un animal, un objeto, un muñeco, una muñeca, etc. La carne se concibe como una energia y, en consecuencia, se busca la carne de aquella persona o de aquel animal que transmita esa energia apta para el sexo.

El amor en el pansexualismo no existe. Sólo se da el sexo sin amor y buscando cualquier tipo de placer, aunque sea un placer que tenga un dolor, como el masoquismo, el sadismo, etc. Todo es carne en el pansexualismo. Todo se ve desde la carne. Todo queda sometido a la carne. La carne es el valor del sexo, ya no es la persona y su corazón. El corazón sólo vive cerrado al amor, pero no sabe amar en el sexo.

Es tan común el pansexualismo hoy día que las personas acaban usando el sexo de esta manera. Se usa el sexo pero ya no se obra una vida sexual. El sexo es para usarlo, pero del sexo no se puede formar una vida, un amor, sino sólo un objeto. Lo demás en la vida sirve sólo para el uso del sexo.

Por tanto, el sexo se convierte en un medio de consumo que todos obran en sus vidas. Hay que hacer el sexo rápido y a todas horas. Hay que vivir el sexo con quien sea y en la forma que sea. Hay que hacer el sexo porque eso es lo que da vida a la persona.

En la mente del hombre sólo hay sexo. En sus palabras, sexo. En sus obras, sexo. Se vive para el sexo, pero no se vive una vida sexual. Son dos cosas diferentes y totalmente contrarias.

Quien vive para el sexo sólo sigue su instinto animal, propio del cuerpo. Y se comporta como lo hace un animal, pero con una mente que no tiene el animal. Por eso, el animal nunca se equivoca en su instinto. Sólo sigue su instinto. Pero el hombre, al tener una mente, no sólo sigue su instinto, sino también su mente. Y, con su mente, fabrica su mundo sexual.

Por eso, en el pansexualismo, todo vale en el sexo. Cualquier cosa que se haga en el sexo es un valor y es un bien. No hay nada malo. No hay ningún pecado. Es bueno ser homosexual o lesbiana o transexual o hermafrodita, y hacerlo con animales, con dolor, y llevar el sexo a ritos satánicos, a misas negras, y obrar el sexo para hacer un negocio del sexo, porque es lo que vende, lo que renta, de lo que se puede vivir, ya que todo es sexo y todos quieren sexo en sus vidas y todos buscan sexo.

Por tanto, se vive para el sexo y se hace del sexo un dios. Esto es el pansexualismo. De esta manera, el hombre se obsesiona por el sexo. Queda poseído por la cultura sexual, por el arte sexual, por la filosofía sexual, por la psicología sexual, por la ciencia sexual, por la técnica sexual, pero no sabe vivir el sexo. Sólo sabe usarlo, como se usa un objeto.

En esto se ha convertido el sexo: algo que se usa. Y, una vez que se usa, se vuelve a usar, porque nadie puede quitarse el sexo. Y si no le gusta ese uso que tiene, busca otro uso, ya sea en el sexo opuesto, ya sea en el mismo sexo, ya sea cambiándose de sexo, ya sea haciendo cualquier cosa con tal de usar el sexo.

Esta obsesión por lo sexual hace que las personas no sepan qué es la vida sexual. Porque si todo vale en el sexo, entonces la vida sexual no existe. Sólo existe la vida carnal. Y lo otro, la vida humana, la vida espiritual, no tiene importancia. No es un valor, no es un camino para el sexo. El matrimonio ya no existe, y la unión entre sexos se convierte en cualquier unión. Es tan bueno unirse a una persona de diferente sexo, como unirse con una de igual sexo. E, incluso, formar tríos, parejas, uniones carnales sólo para usar el sexo como instinto de la vida. Ni siquiera como placer.

Así concebida la sexualidad, la persona desaparece y sólo se da el aparato genital. Y del aparato genital se fabrica un mundo de consumo en que todo es bueno, todo tiene valor. Y, de esa manera, la vida humana sólo vale si se usa el sexo. Y la vida espiritual se concibe para usar el sexo. Nace una nueva mentalidad sexual que quiere integrarlo todo desde el sexo.

El pansexualismo es tan peligroso para el hombre porque es capaz de transformar a un hombre, no sólo en el aspecto exterior, en su cuerpo, sino en su interior. El hombre se cierra a la verdad de su vida para fabricar su verdad según lo tiene en su mente. Y, para ello, usa la parte más importante de su ser, que es su sexo. El sexo lo transforma en algo material y deja de ser algo espiritual. Esto produce un cambio interior en la persona que, despúes, se ve en lo exterior de ella. Y se piensa y se habla y se obra exteriormente, porque ya la persona vive en su interior ese cambio.

El pansexualismo es el grado más alto de soberbia en el hombre, que consiste en dar importancia a la vida carnal y hacer de esa vida carnal el centro de todas las cosas en el ser humano. Es el trabajo del hombre por querer ser el único en su vida que decida cómo comportarse, cómo vivir, cómo obrar, sin hacer caso a leyes, a límites, a condiciones que, incluso, la vida carnal tiene.

Cuando el hombre no quiere someterse a Dios, entonces se somete a su pensamiento humano y hace de su pensamiento humano un dios. Y el pensamiento humano como dios fabrica sus dioses. Y uno de ellos es el sexo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: