Leave a comment

Tiempo y preocupaciones

En el encuentro sexual entre un hombre y una mujer hay cosas que son permitidas y otras que no. Porque la cuestión está en que los dos lleguen al orgasmo.

En el hombre esto es fácil porque el hombre viene cargado de semen, y entonces sólo tiene que derramarlo. Pero en la mujer no es tan fácil, porque ella recibe al hombre activo en su sexo, pero ella no está activa. Ella sólo recibe una actividad que no posee en su sexo. Y su sexo necesita ponerse en actividad con la actividad del pene. Para ello, el hombre debe esperar a derramar y hacer que la mujer entre en su sexo en actividad.

Para conseguir esto hay muchas posturas que ambos puedn hacer. Pero estas posturas se permiten para que la mujer entre en actividad y, por tanto, llegue con facilidad al orgasmo. No se permiten por mero deseo carnal, porque muchas de estas posturas se hacen sólo con ese objetivo.

En la relación de pareja lo importante es amarse el hombre y la mujer. Al principio de toda relación, hombre y mujer se unen en la cama, pero no saben lo que es amarse con el cuerpo. Y entonces deben aprender a hacerlo. Para eso, deben aprender cómo se comporta el sexo de cada uno.

  • Inicio

  • No siempre hombre y mujer están dispuestos para el encuentro sexual. Y entonces, la relación puede variar mucho según las circunstancias y los problemas que cada uno pueda tener. Siempre es aconsejable tener una relación sin tiempo establecido, para que ambos puedan llegar al orgasmo. Y, también, dejar las muchas preocupaciones que cada uno tenga, porque eso impide el ejercicio sexual. Cuando se hace el sexo, el hombre y la mujer deben centrarse en eso para llegar al amor. El amor es tan espiritual que no se alcanza si en la razón hay cosas que distraigan de lo que se está haciendo.

    Un hombre de negocios, por ejemplo, que quiera tener un rato de sexo, será un hombre que no ama a esa mujer porque tomará sólo el sexo como un descargue de su naturaleza humana. Él no pondrá nada de su parte para complacer a la mujer, sino que tomará ese rato de sexo como un descanso a tantas preocupaciones como tiene en su trabajo. Y de esta forma, el hombre se convierte en un animal que sólo hace el sexo por instinto, porque se lo pide su cuerpo, pero no por amor.

    Una mujer que sólo busque el sexo para estar con un hombre será igual que el hombre que sólo espera derramar. La mujer es más fácil que se convierta en prostituta porque sólo tiene que acoger al varón y esperar que él derrame. Hay muchas mujeres que sin ser mujeres de la calle, son así en la vida sexual con sus hombres. Experimentan de vez en cuando algún placer, pero sus encuentros no son auténticos porque no han aprendido a amar.

    Entonces, lo que se trata es que ambos aprendan este arte. Y este arte del amor se aprende poco a poco y sin querer experimentar cosas por experimentar, sino sólo porque así lo pide el amor.

    Leave a Reply

    Fill in your details below or click an icon to log in:

    WordPress.com Logo

    You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

    Twitter picture

    You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

    Facebook photo

    You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

    Google+ photo

    You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

    Connecting to %s

    %d bloggers like this: